El bruxismo y sus soluciones

El bruxismo es un problema que tratamos habitualmente en nuestra clínica dental en Carabanchel, un dolor neurálgico que llega a irradiarse hacia la mandíbula y el oído y que, en algunas ocasiones, también puede llegar al ojo y al resto de la cara. Esto se debe a una contractura muscular que se origina por tensiones, al apretar los dientes con fuerza de manera intermitente.

Soluciones al bruxismo

A causa de una contractura muscular, el bruxismo se debe tratar mediante la relajación de la musculatura, para lo cual se puede recurrir a diferentes tratamientos, entre los cuales se encuentran los siguientes:

  • Haciendo uso de medicación relajante, gracias a la cual se puedan liberar las tensiones acumuladas.
  • Llevando a cabo sesiones locales desinflamatorias a través de corrientes, láser o calor.
  • En nuestra clínica dental en Carabanchel también recurrimos, cuando así se requiere, a la infiltración local con corticoides y anestésicos.
  • Placa de descarga de relajación: Este es un aparato que se encuentra ajustado a los dientes y que la persona que padece de bruxismo debe colocarse por las noches, que es cuando se desarrolla esa tensión muscular al apretar los dientes. Gracias a su uso se consigue evitar que se pueda dar esa contractura muscular, al mismo tiempo que protege los dientes y hace que la mandíbula adopte una posición correcta con respecto al maxilar superior.
Hay que tener en cuenta que el bruxismo no solo provoca los problemas mencionados, sino que puede dar origen a dolores musculares, cefaleas, e incluso puede provocar la ruptura de alguna pieza dental.